Congreso Mexicano del Petróleo

Impulsando el crecimiento de la industria

Congreso Mexicano del Petróleo

Petróleo e Hidrocarburos en La Reforma Energética

El congreso Constituyente Permanente aprobó una ley  promulgada por el Presidente de La República el 12 de agosto de 2013 en materia energética, la que permitirá dar un paso importante y decidido rumbo a la modernización del sector energético en el país. En dicha ley no se contempla la privatización de las empresas públicas dedicadas a los hidrocarburos y a la electricidad. Lo que se persigue con esta ley es mantener la rectoría del Estado y ratificar que los hidrocarburos que se encuentran bajo el subsuelo mexicano siguen siendo propiedad de la Nación.

Las empresas estatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y La Comisión Federal de Electricidad (CFE), serán autorizadas a ejercer una mayor autonomía y de un nuevo esquema como empresas productivas del Estado, 100% públicas y 100% mexicanas.

Fueron las distintas iniciativas a través de estudios y valoración de los elementos de los diferentes elementos de la nación, como los partidos políticos representados en el Congreso, todas estas propuestas se fueron mejorando por las amplias discusiones y foros de expertos que fueron organizados por el Poder Legislativo, por academias y por especialistas en la materia.

Objetivos de La Reforma Energética:

  • La nación mantiene la propiedad de los hidrocarburos.
  • Modernizar sin privatizar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad.
  • La Nación ejercerá el control absoluto la planeación del sistema eléctrico, para mantener precios bajos.
  • Que haya una mejor distribución de la energía a mejores precios.
  • Alcanzar estándares internacionales de eficiencia, transparencia y rendimientos en las cuentas.
  • Acabar con la corrupción efectiva  y decididamente en las áreas energéticas.
  • Garantizar ahorro a largo plazo a través de la creación del fondo mexicano del petróleo.
  • Garantizar el desarrollo con responsabilidad social y protección al medio ambiente.
  • Hacer que vengan capitales extranjeros en el sector energético, para que haya un impulso en el desarrollo del país.
  • En las actividades de exploración y extracción del petróleo y el gas, reducir los riesgos financieros, geológicos y ambientales.